miércoles, 6 de febrero de 2013

Un segundo de eternidad
Este jueves un relato

Mis Segundos relativos

¿Cuantas cosas pueden pasar en un segundo? Pareciera que un segundo es mas una medida de sensaciones que una medida de tiempo, porque ¿realmente un segundo es poco o mucho?.
Mi experiencia me dice que esa, en principio, pequeña medida del tiempo puede ser decisiva. En mi profesión hay veces que un segundo determina el resultado feliz o desgraciado de un proceso, toma de decisiones en las que la mayoría de las veces no hay paso atrás,  no hay medida de retorno y siempre sabes, sientes, que tarde o temprano llegará ese segundo en que tendrás que decidir el paso a dar y no podrás permitirte el lujo de equivocarte.
Pero por suerte hay otras circunstancias que acercan el segundo a esa eternidad que da titulo a la propuesta desde el simple movimiento de la manilla del reloj hasta ese asombroso Síndrome de Stendhal, el escuchar una música, el reconocer un lugar, el sencillo disfrutar del silencio o del recogimiento, situaciones en las que no importa cuanto tiempo real pase, unas veces será un segundo eterno y otras cualquier lapso de tiempo será como un segundo, caprichos de la relatividad.
Para desdramatizar un poco, os traigo dos videoclip. En el primero se pueden distinguir varias situaciones a tono de la propuesta, ya lo puse hace tiempo pero es que es uno de los que, dure lo que dure, para mi siempre durará un segundo, el segundo es para oírlo con auriculares, abstrayéndose del entorno y disfrutando de ese segundo de seis minutos.
Espero que os gusten.

1.- Angel. Sarah Mclachlan.  
(SME obliga a verlo a través de YOUTUBE) 

2.- Vuelvo al Sur. Gotan Project


Mas segundos relativos en el reloj de Cecy

28 comentarios:

  1. El paso del tiempo y la experiencia de la vida nos demuestra que un segundo, y menos, cualquier mínima fracción de tiempo puede resultar definitiva en cualquier sentido. El primer vídeo precioso, recuerdo la película, de cuando los ángeles medio tuvieron algún sentido para mi, ahora me ha dado por llamarles ángulos y su sentido es absolutamente diferente. El segundo tentadoramente cargado de aspiraciones. Bss.

    ResponderEliminar
  2. La vida entera puede cambiar en ese segundo,por ello vivamos intensamente y disfrutemos lo que podamos o lo que nos dejen el resto de los tiempos.
    El primer video como bien has dicho, escucharlo con los auriculares y con los ojos cerrados, Una delicia.
    El otro, para bailarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Uuuffff !!!!
    la vida en un segundo puede ser una eternidad o tan solo nada un simple segundo que se va...
    el primer vídeo la peli me encanto y me emociono mucho

    ResponderEliminar
  4. Hay segundos que pueden ser determinantes, pensaba mientras leía tu primera parte, en los que tienen la responsabilidad de otras vidas en sus manos, sin enumerar. Esa rapidez que se esta sometido, un segundo de horror o salvación.

    El primer video, recordé toda la película con un dejo de tristeza mientras suena la dulce melodía, y la letra lo representa muy bien.

    Tango- vuelvo al sur, me emociona el alma y se me van los pies.
    Porque mientras bailo, siento esos segundos de eternidad de donde no quiero volver.

    Gracias Manuel, por acompañarme en estos segundos que quedaran eternos.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  5. a mí no me deja ver ningún video... :( pasaré más tarde a ver si los veo... el relato me encantó...pero creo que me falta un condimento !

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Reivindiquemos la importancia de "un segundo", capaz de traer la vida o de llevársela. Es en un segudo cuando pensamos lo importante, en el resto del tiempo solo le damos vueltas a los temas, y en un segundo decidimos. Me gusta tu visión del "segundo".
    Buenos vídeos, como siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Por todo eso, hay que vivir cada segundo intensamente porque no sabemos si ese segundo será en el que toquemos la eternidad.
    Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  8. Los vídeos bien elegidos y el texto una buena reflexión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una reflexiva entrada, con la cual, sin dudas, expresas claramente el valor que podemos darle al tiempo. Todo depende de en qué circunstancias nos encontremos. La felicidad, ese instante fugaz, juega a ser tan efímero, que a veces decepciona. En tanto los momentos duros, se nos hacen tan largos, que duelen el doble. Ahí va ese toque subjetivo que le ponemos al tiempo. Excelente tu planteo y como siempre, muy bien acompañado.
    Besos y buen jueves!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  10. Comparto tus reflexiones. El tiempo es así de caprichoso y de relativo. Corre que vuela o no pasa según las sensaciones o estado de ánimo que tengamos.

    Bss.

    ResponderEliminar
  11. A medida que voy cumpliendo años el tiempo va aumentando de velocidad, va acelerando como si fuera cuesta abajo. Los años corren y los días vuelan, así que qué voy a contarte de los segundos, se me escapan como arena entre los dedos.
    Intento vivir intensamente los pequeños momentos.
    A veces creo haber sentido ese síndrome ante una puesta de sol.

    Gracias por los vídeos me han encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. en realidad es como tú dices, manuel, nos basamos en la relatividad del tiempo...en las sensaciones particulares. lo jodido es cuando viene el tipo ese del bigote y del pelo blanco y así como desmadejado y nos dice que en realidad sí que tiene importancia lo del tiempo relativo y, además, nos permite palparlo, visionarlo en aplicaciones tangibles,léase los gpesessss...
    auqnue, a la hora de la verdad, por lo general, ni nos percatamos de la relatividad del tiempo. claro, siempre y cuando ese percatarse no nos afecte a nuestras sensaciones, en cuyo caso, y me remito a lo que tú dices, por ejemplo, ese segundo fatal o suertudo de toma de decisiones...cuando afecta a nuestras propias sensaciones, sí, es verdad, ese segundo es laaargoo o corrrtísimoo..
    medio beso.

    ResponderEliminar
  13. Dos temas preciosos los que nos has propuesto, donde la música domina, y como dices tú si cerramos los ojos el tiempo pasa sin darnos cuenta, y sólo piensas en disfrutar el momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Manuel.

    Un verdadero lujazo de entrada nos dejas hoy. Cada semana ando más convencida de que nuestros jueves son un pozo de agradables sorpresas. ¡Lástima que no pueda acudir a todos! Me haparecido muy interesante conocer ese sindrome de Stendhal y tu primer video, una delicia. El segundo me ha dado un poco de envidia, porque bailando, soy un pato mareao.

    Un abrazo.

    Lupe

    ResponderEliminar
  15. Resaltas la importancia de un segundo y como en ese brevísimo lapso de tiempo te puede cambiar por completo la vida. Y como en tu profesión, a veces, ese segundo puede ser de vital importancia. Sé que es así, que un segundo puede ser la frontera tras de la cual nada vuelve a ser nunca igual.
    Un anrazo.

    ResponderEliminar
  16. La vida y la muerte en un segundo y como dice Pepe cómo puede cambiar la vida de una persona en ese segundo...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Asombrado me quedo de lo que has capturado en "un segundo de eternidad". Lo he disfrutado.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. El tiempo se mide desde el reloj interior que marca la vida, se ralentiza en las adversidades y es fugaz cuando por un motivo u otro somos felices. Segundo a segundo la eternidad nos condiciona.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. En unos segundos se puede tener un orgasmo, saludar a alguién o despedirle, o mandarle a la mierda, o atender una llamada de teléfono, ¿sí? vale ya bajo. O se puede comentar en un blog.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  20. Tú tomas todos los días decisiones en un segundo que a veces que se hace eterno y sabes que esas decisiones marcan un antes y un después.
    La relatividad del tiempo, ese segundo que parece tan largo en la toma de decisiones,ese segundo eterno no es mas que eso...un segundo.
    Buena reflexión la tuya un segundo puede cambiar las cosas de manera drástica y definitiva.
    Un beso gooordo, gordo y grande.

    ResponderEliminar
  21. El tiempo se mide según el interés, el deseo, las ganas que cada uno decidamos cuanto entregar en ese instante, por tanto, depende de la voluntad de cada uno disfrutar o no de un segundo de eternidad.

    Es cierto, es una buena reflexión acerca de la medida antojadiza y voluble.

    un saludo cordial

    ResponderEliminar
  22. Me ha parecido un segundo, pero he disfrutado como si de horas se tratara. Todo relativo, pera la belleza de los dos vídeos es absoluta e incuestionable.

    Abrazos domingueros.

    ResponderEliminar
  23. N he visto ningun S. de Stendhal, una pena porque deben tener un sistema límbico hiperexcitable.
    Muy chulo tu instante y tu música, la de Angel es mi prrefrida.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Volver a ese segundo, como se vuelve al sur, o al norte, o a los recuerdos...
    Vivir y revivir ese segundo en que quisimos que la vida durase una eternidad.
    Lo dicho, está muy bien dicho, así como muy bien has sumado a tus palabras dos excelentes videos.

    Me quedo pensando en esos segundos tuyos, en que el camino se bifurca.

    un fuerte y "dulce" abrazo

    ResponderEliminar
  25. Es tan relativo el tiempo, un segundo puede parecer eterno en algunas circunstancias pero en otras es demasiado corto para poder actuar.
    Me encantó la exposición que hacés de las dos cosas.
    Los videos son geniales, gracias por compartirlos!!!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  26. Yo pienso que ese minuto es decisivo, todo puede cambiar para bien o mal, la decisión siempre corre por nosotros, solo hay que ver los resultados.
    Muy bueno!!
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Cuantas vecesdewsearíamos que un segundo pudiera volver atrás y repetir lo que ocurrió, para evitar un error.
    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
  28. La medida del tiempo siempre tan abstracta, aunque tan tangible ante una situación límite o simplemente algo especial. A veces hay que buscar ese segundo de recogimiento interior, me quedo con la primera...

    Y sigo comentando este "segundo de eternidad" con cierto retraso
    Un abrazo

    ResponderEliminar