miércoles, 15 de junio de 2011

Una Imagen sin palabras.
Este jueves un relato

Naturaleza vs Turismo rural

Jugando a una versión propia de asociación libre de ideas, veo la imagen y asocio la palabra ermitaño, no en su concepto puro pero si en el que un urbanita asocia a la vida en pleno campo.
Actualmente la sociedad vuelve su mirada a la naturaleza, pero cuidado, una naturaleza adaptada, Casas Rurales, Hoteles con Encanto, Granjas Escuelas, Instituciones de Meditación y Retiro, etc., pero alto!!!!!, no se olviden de las comodidades, en todos los casos por favor que exista agua caliente, TV, teléfono, cobertura móvil, e incluso si puede ser jacuzzi y wifi.
En este punto es cuando hay que preguntar ¿Es eso una vuelta a la naturaleza? ¿Dónde?. Me gusta la Naturaleza y la disfruto, pero ¿Cuántos y cuánto tiempo estaríamos dispuestos a disfrutarla sin esos logros tecnológicos?
Por eso, sin todas esas comodidades, la imagen la asocio a la palabra/concepto Ermitaño.



Luigui Mastrota
Monólogos Me Parto la Caja
Versión completa en texto

Más naturaleza cerca de Zamora

17 comentarios:

  1. El campo tiene su atractivo, suerte que ya llegan las comodidades a casi todos los lugares. Porque lo de ermitaño ... vade retro.
    Divertido el vídeo.
    Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Pues si,a ese paisaje se lo huele con el barro entre las patas ,la presencia del musgo contra la humedad y juntando yuyos por el sendero. Por supuesto QUE ES INCOMPATIBLE con el olor a plasticos y aeresoles aromaticos.O lo uno o lo otro.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. LLevas razón, pero pónmela con piscina climatizada, desde los vapores contemplaré a las vacas auténticas, escucharé el cocoricó del gallo, espero, y luego me duermo tras la cena a base de productos naturales sin conservantes ni abonos químicos, las sábanas, ainnnns, huelen a jabón de aceite oliva primera prensada, y el cabezal de la cama de hierro forjado...ayyy, lo vi ayer en el rastrillo de Madrid, ya me parecía que no tenía un estilo muy riojano. Y las pochas, uyyyy, no quiero mentar el famoso anuncio de la abuelita abriendo lata de conserva extra "caseras"
    Nos merecemos estas sorpresitas, pero son, en el fondo, una huida necesaria a lo tonto, a lo natural, quien no se consuela es porque no quiere y bien les vienen a los hoteleros, esos, supuestamente montaraces, nuestra ingenuidad a la búsqueda de la natura perdida.
    Besitooos mirando a los pinos cónicos y a los abetos replantados.

    ResponderEliminar
  4. No se Manuel este es el tercer intento de comentario, ya no recuerdo que te dije, porque ninguno me sale igual joooooo, en fin vuelvo a intentarlo a ver si a la tercera va la vencida,
    Digo que yo ya me he vuelto muy comoda y que me apunto al hotelito con encanto, y que me he reido mucho con el monólogo, !con lo precioso que era mi primer comentario! patata de bloger.
    Besos camperos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que estamos tan acostumbrados a la vida tecnológicamente modificada que, de tener que enfrentarlo, no lograríamos sobrevivir más que unos días en un ámbito totalmente natural, sin las comodidades que hoy asumimos como indispensables.
    Muy buen punto de largada para tu propuesta para este jueves.

    Saludos bien verdes!

    ResponderEliminar
  6. Lo que se hace ahora es jugar a vivir en el campo....y de eso se hace turismo y se explota. Un negocio más a la vista!
    un abrazote juevero.

    ResponderEliminar
  7. Jaaaaaaaaa, el tipo me hizo reir mucho!
    El campo es lindo pero con todo eso que dijiste, tele, conexión a internet, jacuzzi ... sino uno se desespera, tanto "campo" y naturaleza abruman. A mi por lo menos, yo aguantaría un día como mucho, soy de los "típicos idiotas que aparecen por alli los fines de semana" como dice el tipo del videíto jajajaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pues creo yo que aguantaría mientras me durase el libro que llevaría conmigo... Después ¡Sácame de aquí!

    Besito.

    ResponderEliminar
  9. Es una vuelta a la Naturaleza acomodaticia y domesticada, pero siempre mejor que el día a día de nuestras ciudades. No estamos acostumbrados a prescindir de un mínimo de comodidades y si estas nos faltan, estamos como elefante en cacharrería.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. jajajaja, veo que a todos nos gusta el campo modificado y que en general no estamos acostumbrados a la Naturaleza con mayúsculas, pero lo importante es que no perdamos la perpectiva de su existencia y disfrutemos de ella en la medida de lo posible, llámese bosque o llámese parque, ¿verdad?
    Gracias por vuestras visitas siempre apreciadas

    ResponderEliminar
  11. Muy perspicaz esa acepción asaociado de de existencia de ermitaño nos introduces.
    Basta con ir el trueno para darse cuenta de que la naturaleza es fundamentalmente hostil.
    Más si cabe si de niño la presencias en esa amplitud desamparadora.
    Da miedo a veces verse en ella caminando solo.

    Tésalo

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón, pocos de nosotros renunciáriamos a estos logros; aunque el verdadero acercamiento a la naturaleza sería renunciar a estas comodidades; pero sólo lo harían los verdaderos ermitaños.
    Buena reflexión
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Es cierto, yo me embarque en una aventura con unos amigos que al final ha sido de dos años y no he podido dejar mi espíritu urbanita casi hasta el final. Ahora cuando he aprendido a disfrutar de la naturaleza, de lo que me ofrece se acabo...

    Bueno el vídeo, así me lo tomé yo al principio

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. No creo en eso de la vuelta a la naturaleza, es un mero slogan, lo mismo que lo del spa, o lo de la vida sana..pero por aquello de que que habla que algo queda. siempre es mejor que nada, y algunos afortunados sacaran beneficios, unos crematisticos: los de las casas de sus abuelos que ahoran alquilan y otros personales de contacto con la naturaleza, en fin, esto e slo que hay.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues yo prefiero vivir la pasion de una tienda de campaña con amigos y disfrutar de todo lo que nos rodea si hay una montaña escalarla, si hay un rio nadar o hacer piraguismo, todo lo que se pueda hacer desde ese marco pero si hay un casa rural mucho mejor pero sin perder todas opciones para hacer...
    Gracias por la imagen que sin ella no hubiera llegado hacer nada...necesito motivarme.

    ResponderEliminar
  16. Conozco algunos, los menos. El campo no es la solución, al menos si eres honesto con el intercambio.
    La elección no está al alcance de todos, las posibilidades tampoco.

    El campo ofrece, pero también demanda. Y a estas alturas... ¿Quién quiere de verdad ser un ermitaño?.

    Abrazos

    ResponderEliminar