jueves, 7 de junio de 2012

Omaha Beach - 6 de Junio

Ayer día 6 de Junio según iba al trabajo oí una referencia que me dió que pensar, y aunque sea un día después, por motivos de falta de tiempo, no quería dejarlo pasar.
Aniversario del desembarco de Normandia por las fuerzas aliadas frente al ejército de Hitler.
Acontecimiento por todos conocido, pero lo que me hizo verlo desde otro prisma fue la observación de cuan pronto se olvida la sociedad de la contribución del pueblo americano a la liberación de Europa.
Se que habrá quien diga que también ellos sacaron cierta ganancia, sobre todo en los años siguientes, pero realmente si no hubiera sido por esa colaboración quizás en la segunda mitad del siglo XX hubiéramos cantado otras canciones.
Así que como de buen nacido es ser agradecido, no puedo menos de dejar mi agradecimiento por el sacrificio que en un determinado momento hizo el pueblo americano.

4 comentarios:

  1. Manuel, agradecer a veces no es facil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Seguramente que la intervención de EEUU sumándose a las fuerzas aliadas logró dar el giro final al resultado de la segunda guerra. Aunque no creo que haya que darles las gracias. No olvidemos que ellos fueron bombardeados en Pearl Harbor, y Japón era parte del eje junto con Alemania. Atacar a las fuerzas nazis en el frente europeo era imprescindible para derrotar al eje agresor.
    Sea como sea, de todo corazón espero que nunca se olvide ni se repita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, Neo, pero y sin animo de polemizar, tenemos que reconocer que pòdrian haberse limitado junto con Australia en el frente del Pacifico contra Japon, asi como Inglaterra y Francia solo participaron en el frente occidental. En cambio el ejercito americano estuvo presente en todos los frentes activos desde su incorporacion.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Realmente las imágenes reales o ficticias, las que hemos visto en multitud de películas son estremecedoras. ¡Cuántas vidas de jóvenes sacrificadas! Al menos los que dieron su vida en esa ocasión nos libraron del horror del fascismo, aunque a los españoles aún nos tocó aguantarlo 40 años más. Pero siendo un asesisno, Franco no cometió el genocidio de Hitler. ¡Qué malo es el odio!
    Gracias por tu visita. Me ha gustado mucho la cabe era de tu blog, es impresionante esa catedral. Te felicito y me quedo por aquí. Besos.

    ResponderEliminar